Uno de los factores más importantes en nuestra estrategia de atención al cliente es saber escucharlo. No se puede hablar de crear una experiencia satisfactoria sin conocer lo que busca nuestro nicho.


Es común que para conocer las demandas de nuestro sector, recurramos a los estudios de mercado y las investigaciones externas que nos darán un panorama amplio sobre las tendencias en el comportamiento y los gustos de los consumidores.

Sin embargo existe otro público que también nos brindará información muy relevante: nuestros propios clientes.


Saber lo que buscan los clientes ya cautivos es la mejor manera de medir nuestros productos y servicios, además de su experiencia con nuestra marca, pues son ellos quienes conocen al cien por ciento nuestros aciertos o errores.


Además, sus testimonios y opiniones pueden servirnos de guía para el lanzamiento o mejora de nuevos productos.


Escuchar para mejorar

El monitoreo de nuestra área de soporte o atención al cliente es una práctica muy útil para la obtención de información de primera mano de nuestros consumidores; la clave está en la manera en que se monitorea y se consigue la información.


Monitorear una llamada de atención, soporte e incluso de venta, puede darnos datos muy útiles para nuestras estrategias.


Pensemos el monitoreo como una oportunidad de detectar la voz y las peticiones de nuestros clientes y no solo la calidad de la atención de nuestros agentes.


Algunos consejos que consideramos útiles en el monitoreo son los siguientes: click aquí