En el marketing vivimos obsesionados con los leads. Más leads, más leads, y cuantos más mejor. Sin embargo, ¿están todos ellos preparados de la misma manera para la compra? Damos por hecho que tus leads son más o menos cualificados, ¿y ahora qué? En este post te voy a contar qué es, para qué sirve y cómo trabajar el Lead Nurturing con el objetivo de que consigas muchos más clientes. Vamos allá.


Lead Nurturing o cultivo de leads, forma parte de uno de los procesos dentro del Inbound marketing. Como sabrás, el Inbound marketing es una técnica de marketing digital basada en atraer usuarios de calidad a tu página web con el objetivo de conseguir sus datos, para posteriormente convertirlos en clientes, fidelizarlos y dirigirlos hacia la prescripción. En todo este proceso, el Lead Nurturing tiene especial importancia en el momento en que el cliente potencial se muestra interesado en nuestra oferta y nos deja los datos para que le ampliemos información o le enviemos un regalo digital que le sirva para su decisión final. Una vez recogido ese lead, necesitamos “trabajarlo” con acciones de marketing, de cara a que cuando llegue a la etapa de decisión final de compra, nuestra marca esté posicionada en el ‘top of mind’.


Como sabemos, con el mundo digital, los procesos de toma de decisión se han prolongado enormemente. Hoy día, el consumidor final consulta durante meses en Internet, busca opiniones, se baja comparativas… Si hemos conseguido obtener sus datos durante esta etapa, ¿le vas a olvidar? O lo que es peor, ¿le vas a dejar que se olvide de ti?


Por tanto, el Lead Nurturing es un proceso de maduración de leads, en el que se busca convertir a través del envío de contenido de calidad, convertir a simples prospectos en clientes potenciales.


Ahora que ya sabes qué es el Lead Nurturing y para qué sirve, vamos a meternos con lo que realmente te interesa: cómo trabajar el Lead Nurturing para conseguir más clientes.


Lee la nota completa aquí