La decisión clave que permitió mantener la viabilidad de Directa Group, según su gerente general, Leonel Barradas, fue asumir como un hecho la continuidad del negocio. “A partir de ese principio, las medidas se simplifican, todos los problemas se enfrentan bajo la premisa de que desaparecer no es una opción”.

Barradas apunta que se debe dejar de evaluar cada circunstancia, como si existiera un dilema entre existir o no existir. Sugiere aguzar los sentidos, abrir la creatividad, descubrir nuevas opciones que antes no se percibían.

La gestión financiera es un desafío en esta empresa de contact center y mercadeo especializado. “Cuando el ciclo cobranza se cumple, han pasado cuatro nóminas y dos pagos de bonos de alimentación, para un promedio de 900 colaboradores. En un entorno de alza constante del salario, el ajuste a los clientes puede crear grandes problemas de flujo de caja”.

Mantener las inversiones y reponer activos en un ambiente de alta devaluación e inflación, con las limitaciones que existen para indexar los precios, “es como nadar y que siempre te muevan la orilla”.

Sin embargo, confiesa que la clave está en procurar un clima laboral de compromiso y camaradería, que la gente disfrute en el trabajo.

Logro: Responder a las presiones de flujo de caja en un ambiente inflacionario que va a gran velocidad.

Ver mas...